Blogia
Revista Contexto

Volveré... y seré leído

Esaaaaaaaaaaaaaaa!!! Acá estamos lo que somos y aunque creyeron que se iban a librar de mi, lamento decepcionarte shera-á porque el Pombero vuelve con la primavera.
Esta columna, pequeña, es para contarte que conseguí unas vacaciones y que desde el próximo número estaremos juntos nuevamente.
Vó no te preocupes pero acordate que yo estuve trabajando sin descansar en esta revista desde mayo del año pasado y aproveché que ahora la provincia y el municipio están reeeee-amigos, para tomarme unas vacaciones con unos vales de nafta que conseguí con los Renovadores y con el Taunus de mi tío, que le prestó a un vago amigo que sabe manejar, salimos de vacaciones, con una buena carpa, la morena (la olla, claro está) y muchos repelentes y salimos de campamento.
No sabé todo lo que uno se entera cuando sale: hasta pude ver a un comisario que anda cazando y que encima se pavonea de andar con el anta en la camioneta, el muy gil, porque capaz que cree que cuando anda por su jurisdicción, el Valle del Cuñá Pirú, puede hacer lo que quiera aunque esta vez lo vimos fuera de la zona.
Bueno, la verdá que le viá tené que agradecé a los lectores que se preocuparon todito por mi ausencia pero minga me voy a ir!!! (dijo el otro y huyó a traslosandes), j eje je. Pero yo, acpá estoy, bien contento, como para seguir contándote de las cosas que pasan:
Primero, alquien me va tené qué explicar, POR DIOS, qué es esa chatarrería que hace un quilombo infernal en la avenida San Martín, camino a la avenida Costanera (lugar para el que nuestros superinteligentes concejales jús-to están por sacar ordenanzas de urbanismo para que las construcciones respeten el entorno, porque ellos son bien capos y como laburan mucho, no la sacaron todavía porque tienen tanto trabajo, pobrecitos). Te decía que ahí metieron los cacharros viejos esos y los vecinos la verdá, están preocupados pero de tantos que son, me mandaron tantos “mails” (oooita yo!!!) porque ahora todos quieren que El Pombero sea el justiciero y todos me cuentan sus cosas.
Ni que sea el juez de paz cuera ese que salga a hacer algo, porque tanto tiempo en la oficina, viste, es como que cría hongos…. (sabé dónde están: ahí, al lado del hotel Suizo y sino, preguntale a los vecinos…).
A las maestras Rosita y Lizzy, que me mandaron saludos, gracias igualmente y a ellas le cuento que la foto de los chicos del jardincito va a salirr en la próxima, porque el chambón del fotero movió tanto la cámara que no se distingue un niño de una planta.
Che, qué hambre había en el festejo de la subprefectura!!! Parece que algunos saben que no van a estar en el Festejo de los cien años, j eje je, y por más chetos/as que eran, no les importó mucho morfar hasta la hebilla de los prefecturiano, j eje je. Y bueno, es lo que hay!!!
Lo único bueno es que el semáforo, igual que mushos empeados municipales, no funcionan, je je je, aunque para algunos es una mala noticia, yo creo que es buena así los puertorriken siguen estacionado en esas esquinas, total, nadie les dice nada y les siguen regalando los carné de manejeros (porque no llegan a conductores)!!!!
Volvimos, qué bien me hace.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres